Entre otras carencias, las operarias del Hogar Convivencial, compraban el shampoo

Escrito por Lic. Emiliano Arriaga Zugasti. Publicado en Información General

 “Eso no debe ocurrir, ocurrió, pero nosotros no escatimamos ningún esfuerzo ni existe ninguna limitación para que esas cosas ocurran. Lo que tampoco nosotros podemos es hacer de esta situación en particular un esquema de perversidad”, señaló Rubén Grenada al admitir que, entre otras carencias como la falta de materiales indispensables para la asistencia de los chicos, las trabajadoras del Hogar Convivencial tenían que comprar con su propio dinero los artículos de aseo personal para los niños.

En FM de laCiudad el Intendente Municipal aseguró que “en cualquiera de nuestras casas también ha faltado el shampoo, a mi me habrá pasado, y a Usted le habrá pasado, que en algún momento no hay”.